Italia exigirá el pasaporte sanitario a trabajadores públicos y privados

 

El premier Mario Draghi encabezará este jueves por la tarde una reunión de gabinete en la que buscará definir los últimos detalles de la medida con la que busca «hacer entrar al país en una zona de seguridad» ante la Covid-19, según publican este jueves los diarios Repubblica y Corriere en base a fuentes de Gobierno.

 

El «pase verde», que ya es obligatorio para trenes y vuelos internos y para consumos dentro de restaurantes entre otras actividades, se otorga de forma gratuita a las personas vacunadas o recuperadas de coronavirus.

 

También quedan habilitados a las actividades quienes tengan un test negativo en coronavirus con máximo de 48 horas de antigüedad.

 

El Gobierno busca así darle un nuevo impulso a la campaña de vacunación con la que ya inmunizó al 74,92% de la población mayor de 12 años para alcanzar el 80% antes de fin de mes.

 

Con la nueva disposición, casi todas las actividades a puertas cerradas dentro del país quedarían disponibles solo para quienes tengan el «pase verde», convirtiendo en la práctica a la vacunación en obligatoria para las personas que no hayan tenido ya la enfermedad o que no quieran pagar los 15 euros que cuesta el test cada dos días.

 

 

Nueva York exigirá certificado de vacunación a quienes acudan a la Asamblea de la ONU

 

El Gobierno de Nueva York anunció este miércoles que todos los jefes de Estado o Gobierno y todos los asistentes a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) deberán presentar un certificado de vacunación la próxima semana, y la noticia suscitó la reacción airada de Rusia.

 

Todos los miembros de las delegaciones que acudan este año presencialmente a Nueva York, deberán estar vacunados para ingresar en la sala de debates, precisó la alcaldía al presidente de la Asamblea en una carta fechada el 9 de septiembre.

 

«Todas las personas que entren en los locales de la ONU con el fin de entrar en la Asamblea General necesitarán mostrar un certificado de vacunación», señala la carta firmada por el responsable del área de Salud de la ciudad de Nueva York y replicada por la agencia de noticias AFP.

 

Según las autoridades, la sala de debates está clasificada como un «centro de convenciones», lo que significa que todos los asistentes deben estar vacunados, pero no detallan cuáles vacunas serán aceptadas, ya que algunas no fueron reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio agradeció en una carta al presidente de la Asamblea General, Abdulla Shahid, por adoptar tal medida.

 

Las reglas son estrictas: los miembros de las delegaciones tendrán que mostrar su certificado de vacunación «antes de comer, beber o hacer ejercicio en el interior del campus de la ONU, y para poder participar en todas las maravillosas actividades de entretenimiento, gastronomía y fitness de la ciudad de Nueva York».

 

Las autoridades estadounidenses exigen un certificado de coronavirus para ingresar al país, y en Nueva York es necesario para realizar muchas actividades en interiores, incluidos restaurantes o lugares de ocio, mientras que el tapabocas sigue siendo obligatorio en el transporte público.

 

Desde el lunes también es obligatorio en Nueva York un certificado de vacunación, aunque no ocurre lo mismo a nivel nacional.

 

Tras darse a conocer públicamente la noticia, el embajador ruso, Vassily Nebenzia, solicitó una reunión urgente de la Asamblea General el jueves para discutir la medida.

 

«Nos oponemos firmemente a que solo las personas con un comprobante de vacunación puedan ser admitidas en la sala» de la Asamblea, lo que supone «una clara violación de la Carta» de Naciones Unidas, reza la misiva de Nebenzia.

 

Según la lista provisional, 74 jefes de Estado, 33 presidentes de gobierno y 2 viceprimer ministros, así como 22 cancilleres confirmaron su asistencia a la edición de este año.

 

Entre ellos se encuentra el presidente del gobierno español Pedro Sánchez, el costarricense Carlos Alvarado, el premier británico Boris Johnson, el mandatario turco Recep Tayyip Erdogan y su par de Brasil Jair Bolsonaro, aunque sostuvo varias veces que será «el último brasileño» en vacunarse.

 

La 76ª sesión de la Asamblea General comenzará el martes 21 y finalizará el lunes siguiente.

 

Previo a la apertura de la Asamblea General, el lunes 20, se realizará una cumbre sobre el clima a puertas cerradas organizada por el secretario general Antonio Guterres y Johnson, con motivo de la próxima COP26 que se realizará en Escocia y que debería incluir a dirigentes de Estados del G20 y de países insulares amenazados por el cambio climático.


Télam

close