Reunión de ministros de Salud G20 | Vizzotti bregó por el acceso equitativo de vacunas contra el Covid-19 y la producción local

 

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, participó del segundo y último día de la Reunión de Ministros de Salud del G20 en Roma, donde hizo hincapié en cómo la enfermedad COVID-19 se convirtió “en una oportunidad única para que la salud siga articulando en forma transversal con las demás áreas y liderando en esta nueva etapa”.

 

Vizzotti agregó que como nunca antes se observó que “la salud es una prioridad y un motor para el desarrollo y la economía”.

 

En el cierre de la reunión con sus pares de los países miembros del G20, la funcionaria resaltó “la profunda desigualdad en la distribución de vacunas a nivel mundial que afectó gravemente a nuestra región”, y bregó por la necesidad de fortalecer la producción local de productos y tecnologías para la salud.

 

Luego, Vizzotti se refirió a la asociación activa de Argentina para explorar áreas potenciales de cooperación con el fin de expandir la investigación, el desarrollo y la fabricación local de vacunas y otras tecnologías sanitarias.

 

En el marco de la reunión del G20, la ministra nacional sostuvo encuentros bilaterales con el secretario de Estado de Salud y Atención Social de Reino Unido, Sajid Javid; con el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, y con el viceministro de Salud de la Federación Rusa, Sergey Glagolev.

 

Específicamente, con su par de Reino Unido dialogaron sobre la situación epidemiológica de COVID-19, las estrategias de vacunación, y la importancia de fortalecer la vigilancia a través de la secuenciación y colaboración entre la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud ANLIS-Malbrán y el Instituto Wellcome Trust Sanger de Reino Unido.

 

 

Ambos ministros coincidieron en la preocupación por el riesgo de la emergencia de una nueva variante en algún país con acceso limitado a la vacunación, por lo que reafirmaron la importancia del esfuerzo global para que todos los países puedan vacunar a su población priorizada.

 

Finalmente, pusieron en valor el trabajo colaborativo en materia de resistencia antimicrobiana, un serio problema para la salud pública que ser profundizará en los próximos años.

 

Vizzotti también mantuvo una reunión con el viceministro de Salud de la Federación Rusa, Sergey Glagolev, en la que resaltaron el trabajo conjunto con Sputnik V como aporte para acceder a vacunas seguras y eficaces contra la COVID-19, así como el rol de Argentina para generar evidencia y compartir la experiencia con la región.

 

El viceministro destacó el aporte de los estudios de efectividad y de combinación de vacunas con el objetivo de colaborar en la implementación de campañas de vacunación de la región y otros países del mundo. El estudio de intercambiabilidad es una colaboración entre Rusia, el Ministerio de Salud de Argentina, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el CONICET y cinco jurisdicciones del país.

 

Por último, y como cierre de su visita a Roma, la ministra Vizzotti se reunió con el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, quien hizo referencia al rol de Argentina y Brasil y su importante asociación estratégica para la región, así como el papel fundamental que tiene el MERCOSUR.

 

Ambos ministros pusieron énfasis en la necesidad de escalar la producción de las vacunas de COVID-19 con el objetivo de ampliar las posibilidades de vacunación de los países de Latinoamérica. En ese sentido, la ministra expresó la importancia de poder compartir experiencias en la producción pública de vacunas y la transferencia de tecnología para fortalecer la equidad en el acceso para la región de las Américas.

 

También compartieron su preocupación por las enfermedades transmitidas por vectores y la importancia de articular la salud y el turismo entre ambos países con el fin de afianzar la relación en base al vínculo y trabajo conjunto entre los equipos técnicos.

 

 

close