Dinamarca elimina todas las restricciones por coronavirus

 

«La epidemia está bajo control, tenemos tasas récord de vacunación. Por eso, el 10 de septiembre, podremos abandonar las reglas especiales que tuvimos que introducir en la lucha contra la Covid-19«, dijo el ministro de Salud, Magnus Heunicke, en un comunicado.

 

«No estamos fuera de la epidemia», subrayó, sin embargo, asegurando que el Gobierno «no dudará en actuar con rapidez».

 

En marzo de 2020, Dinamarca fue uno de los primeros países en instaurar un régimen de confinamiento parcial con el cierre de escuelas y negocios no esenciales.

 

Tras una primera flexibilización de las medidas unas semanas después, volvió a endurecerlas gradualmente a partir de agosto de 2020 y las retomó en Navidad.

 

Desde entonces, hubo reaperturas graduales, con la introducción en abril del pasaporte coronavirus, cuyo uso ahora está limitado a ciertos lugares.

 

El 14 de agosto, desapareció el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público, único lugar donde aún se exigía, como resultado de la flexibilización de las reglas de distanciamiento social.

 

La obligación de mostrar un pase sanitario en las discotecas, que se reabren el 1° de septiembre, y durante los grandes eventos estará vigente hasta el 10 de septiembre, mientras que los restaurantes, gimnasios y peluquerías dejarán de exigirlo a partir del 1° del mismo mes.

 

Más del 70% de la población del país escandinavo de 5,8 millones de habitantes está completamente vacunada.

 

 

Nueva Zelanda extiende el confinamiento hasta el 31 de agosto

 

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció que prolongará hasta el 31 de agosto el confinamiento decretado a nivel nacional para contener un rebrote del coronavirus vinculado a la variante Delta.

 

Un foco de contagio en Auckland la semana pasada puso fin a seis meses seguidos sin infecciones locales en este país, uno de los pocos lugares libres de covid del mundo durante mucho tiempo.

 

Este viernes se reportaron 70 nuevos casos vinculados a este brote, con lo que la cifra total se elevó a 347, aunque hay señales de contención, según Ardern.

 

«Estamos viendo el comienzo de un estancamiento de los casos (…) Nuestro trabajo es seguir con este duro esfuerzo», afirmó, informó la agencia de noticias AFP.

 

La primera ministra señaló que el confinamiento nacional impuesto el 17 de agosto seguirá en vigor hasta el 31 de agosto.

 

A partir de entonces, las restricciones se reducirán ligeramente en casi todo el país excepto en la ciudad de Auckland, que concentra casi todos los casos, y la vecina región de Northland.

 

Nueva Zelanda persigue una estrategia de eliminación del virus en el país mediante estrictos controles fronterizos y severos confinamientos cuando se detectan contagios locales.

 

Gracias a ello, solo lamenta 26 muertes entre sus 5 millones de habitantes.

 

Afganistán se está quedando sin insumos médicos

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este viernes que las reservas de material médico se agotarán en pocos días en Afganistán, adonde espera hacer llegar ayuda a través del aeropuerto de una ciudad norteña.

 

«Solo quedan algunos días de reservas de material médico», dijo el director del programa de la OMS de gestión de emergencias sanitarias para el Mediterráneo oriental, Rick Brennan, durante una rueda de prensa virtual desde El Cairo.

 

«Estudiamos todas las posibilidades para hacer llegar más medicamentos al país», agregó.

 

Un día después de los atentados en el aeropuerto de Kabul, Brennan dijo que la prioridad de la OMS eran garantiza la seguridad del personal humanitario y la continuidad de los servicios de salud esenciales, en especial para los más vulnerables, mujeres y niños.

 

La OMS dispone de personal en las 34 provincias afganas, encargado de vigilar la situación en materia de salud.

 

«La buena noticia es que de los 2.200 establecimientos de salud que vigilan, 97% siguen abiertos y funcionan» detalló Brennan, informó la agencia de noticias AFP.

 

En cambio, «el material médico se agota rápidamente», y es difícil hacer llegar ayuda a Afganistán, aunque la OMS espera encontrar soluciones en los próximos días con la ayuda del gobierno paquistaní.

 

«De momento, el aeropuerto de Kabul no es una opción, por lo que usaremos probablemente el aeropuerto de Mazar-i-Sharif, con un primer vuelo posiblemente en los próximos días«, explicó Brennan.

 

Esta localidad, una de las principales de Afganistán, está en el norte del país.


Télam

close