Un país vacunó a toda su población adulta y no tuvo casos de Covid-19