Psicóloga posadeña atribuyó el aumento de casos de depresión a la prolongada incertidumbre generada por la pandemia

Natalia Falcone, psicóloga, se refirió al impacto de la extensa pandemia de coronavirus y la restricción de actividades que generaron frustraciones y depresión en las personas y resaltó la importancia de buscar ayuda ante comportamientos depresivos.

Natalia Falcone – Canal 12


Depresión y pandemia

La pandemia potenciaría los efectos de la depresión, el estrés y la ansiedad.

 

Sobre las consecuencias del tiempo actual de pandemia, la profesional afirmó que no solo en Misiones, sino en todo el mundo, “la situación que tuvimos que vivir generó estrés debido al grado de incertidumbre que hubo desde un inicio. La gente pasó miedo, preocupación y además problemas económicos y de relación que afectaron a la capacidad de adaptarse a distintas circunstancias que tiene el ser humano. También está durando demasiado tiempo, lo que influye aún más”, explicó.

 

Falcone indicó que la cantidad de actividades, proyectos y planes que fueron frustrados debido a la pandemia podría generar depresión en algunas personas. Además, señaló que en los diferentes ámbitos de Salud Mental notaron un aumento importante en la cantidad de consultas por ansiedad, estrés, entre otros cuadros de origen emocional.

 

Las personas saben que se sienten mal, el problema está en buscar ayuda, eso tiene mucho que ver en qué podemos hacer como sociedad y los estigmas relacionados a la salud mental, por los que muchas personas no buscan ayuda”, afirmó.

 

Añadió que el problema mayor es cuando los sentimientos de tristeza entre otros alcanzan una gran intensidad o perduran en el tiempo.

 

Depresión y pandemia

El encierro y la extensión en la prolongada pandemia acentuaría la depresión en hombres y mujeres.

 

La psicóloga resaltó la importancia de la familia y el apoyo en estos casos, y alertó: “Las personas con cuadros depresivos pierden el interés por cosas que antes disfrutaban de hacer y comienzan a aislarse. También tienen pensamientos negativos y desesperanzados muy a menudo, sumado a comentarios suicidas”.

 

Jorge Wolcan: depresión, estrés y pandemia

 

Desde que se desató la pandemia de coronavirus, hace más de un año, muchos fueron los cambios que tuvo que atravesar la sociedad. Jorge Wolcan, médico Psiquiatra y psicoanalista explicó el impacto que produce emocional y psíquicamente en una persona este nuevo contexto.

 

El profesional señaló que existe un proceso propio del ser humano, en el cual a nivel evolutivo debe luchar para encontrar el equilibrio biológico. De esta manera nuestros mecanismos de defensa se fueron modificando a lo largo de la historia, de tal manera que siempre estamos en un riesgo de vida con un enemigo visible; sin embargo, hoy luchamos contra algo desconocido: el coronavirus.

 

Imaginar al virus, cómo se transmite, el encierro, el encarcelamiento relativo, la incertidumbre, son mecanismos que nos resultan patológicos, porque lo que hacemos permanentemente con los cinco sentidos, es tomar conciencia de la realidad. Ese mecanismo de permanente incertidumbre es uno de los factores que nos lleva al borde de la psicosis”, explicó.

 

Estadísticamente la salud mental no es uno de los bastiones para refugiarse, ya que según Wolcan, el 20 por ciento de la población tiene dificultades transitorias o crónicas de salud mental, y esto es independientemente a la pandemia y otros factores.

 

Jóvenes y depresión

 

Al mismo tiempo indicó que la globalización y la información inmediata contribuyen a generar mayor incertidumbre:Hay todo un mecanismo de incompletud de la información”, subrayó. Además, señaló que esto se conjuga con otro fenómeno: la transgresión.

 

Por otro lado, sostuvo que siempre van surgiendo nuevos términos para patologías preexistentes como, por ejemplo, la languidez y la fatiga crónica. Estas son formas en que el psiquismo se manifiesta a través del organismo.

 

Respecto del tratamiento que existe en torno a la salud mental, manifestó que a la hora de consultar a un profesional debe ser el indicado, además señaló que el paciente debe ser escuchado con recursos tecnológicos y científicos desde el punto de vista teórico para poder analizar lo que se manifiesta consciente e inconscientemente.

 

Siempre trato de investigar qué antecedentes tiene la persona, porque nosotros estamos repitiendo actitudes y cosas de nuestro entorno. Depende de factores sociales, familiares, históricos, epigenéticos”, comentó y añadió que la sociedad manifiesta una actitud como aspecto social de la psicología humana.

 

Al mismo tiempo sostuvo que los efectos que la pandemia generó en la sociedad demorará en desaparecer, sin embargo, aclaró que la misma contribuirá a que el ser humano obtenga otros mecanismos de defensa.

 

Wolcan recomendó como mecanismo para evitar caer en problemas de salud mental la diversión y distracción. “Si no estamos ocupados con nuestro trabajo o con una función productiva que nos gratifique, debemos encontrar una actividad, para negar el proceso que se parece más a la muerte que es la inactividad”, explicó.