El Instituto Politécnico San Arnoldo Janssen adaptó su espacio para las clases presenciales en dos turnos

Jorge Karanik, rector del Instituto Politécnico San Arnoldo Janssen de Posadas, comentó los trabajos realizados en el Instituto para adecuar todo el espacio a los protocolos sanitarios para la prevención de contagios por coronavirus. 

Jorge Karanik – Canal 12

Arnoldo Janssen

Jorge Karanik, rector del Instituto Politécnico San Arnoldo Janssen.

Desde el año pasado empezamos a ponernos en condiciones para volver a la presencialidad, sabíamos cuáles eran los protocolos y qué teníamos que hacer para tener la presencia de los chicos en el colegio”, mencionó.

Arnoldo Janssen

Alumnos del Instituto San Arnoldo Janssen se adaptaron a los protocolos.

Nos fuimos adaptando a los protocolos que recibimos del Ministerio de la Educación y el SPEPM, que fueron colocar puntos sanitarios, cartelería, dar a entender las condiciones de distanciamiento, uso de barbijo, alcohol en gel y lavado de manos”, explicó Karanik.

 

El rector del instituto detalló: “Tuvimos que adaptar los grupos de trabajo. Lo que hicimos fue dividir los cursos en 2, un grupo ingresa por la mañana y otro por la tarde y a la semana siguiente se invierten”.

 

Nos abocamos muchísimo a la parte de ventilación porque sabíamos que era una necesidad de los protocolos. Nos dedicamos a hacer la parte de los techos para que se formen chimeneas de ventilación y la apertura de las puertas para que el aire se renueve constantemente”, indicó.

Arnoldo Janssen

La ventilación, un aspecto primordial en el Instituto San Arnoldo Janssen.

Karanik destacó que “los chicos se están comportando muy bien, sabían las condiciones, hasta en sus casas recibían la información, aplican los cuidados de manera natural prácticamente” .

 

Sobre la modalidad online y los trabajos que se realizaron el año pasado, dijo que disponen de una plataforma. “El año pasado la potenciamos de manera tal que los docentes, alumnos, padres, preceptores y directivos puedan estar conectados de manera formal. Esta misma tiene muchos recursos, se pueden cargar links, archivos, hacer chats, con ello tratamos de no perder tanto. Evidentemente no pudimos trabajar con la presencialidad en los talleres, pero nos adaptamos este año para poder recuperar el contenido”, comentó.

 

Continuará la “presencialidad cuidada”

Los ministros de Educación de todo el país ratificaron que continuará la “presencialidad cuidada” en las escuelas pese al aumento de casos de coronavirus, ya que aseguran que el índice de contagios es del 0,12% sobre el total de alumnos matriculados y que la gran mayoría no se detectó en los colegios sino en otros ámbitos.

 

Los ministros de las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires ratificaron su compromiso de priorizarla apertura de las escuelas y el sostenimiento de clases presenciales en todo el país, bajo condiciones de seguridad sanitaria y el cuidado de la salud de la comunidad educativa”, informó el Ministerio de Educación de la Nación.

 

En este sentido manifestaron la necesidad de un “trabajo compartido”, para sostener los protocolos, entre el Estado nacional, los Gobiernos provinciales, docentes, directivos, estudiantes y familia ya que “el retorno a las aulas es un hecho hoy en todo el país”.

 

Durante una reunión por videoconferencia que presidió el ministro de Educación Nicolás Trotta, los ministros coincidieron en asegurar que la evidencia disponible, tanto a nivel nacional como internacional, “nos permite afirmar que en las escuelas no se potencian los contagios del personal docente o de estudiantes”.

 

Por el contrario, en muchos casos los controles aplicados hasta el presente han permitido la detección de los mismos”, indicaron.

 

En este sentido aseguraron que “hasta tanto la situación epidemiológica lo permita, mantendremos una presencialidad cuidada, en base a todos los acuerdos federales vigentes, y mediante la aplicación y control riguroso de los protocolos”.

 

Indicaron, además, que de presentarse la necesidad de efectuar cierres parciales o totales, “se tomarán las decisiones teniendo en cuenta la menor unidad geográfica”.

 

En esos casos se van a prever los escenarios para que la escuela que eventualmente tenga que cerrarse pueda volver a abrir “en cuanto se presente una ventana de oportunidad, que resguarde el bienestar de la comunidad educativa y de la sociedad en su conjunto”.