Estados Unidos puso en duda los datos de la vacuna de AstraZeneca

Las autoridades sanitarias estadounidenses creen que AstraZeneca podría haber proporcionado información desactualizada sobre la eficacia de su vacuna contra el coronavirus. El lunes, la farmacéutica anglo-sueca publicó resultados de un estudio masivo en el que comprobó que la eficacia del fármaco es del 79%.

 

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID en sus siglas en inglés) le pidió que entregue datos actualizados lo antes posible para autorizar el uso de emergencia de la vacuna en Estados Unidos. El pedido se da en el marco de la pulseada comercial planteada entre países y laboratorios.

 

Según un comunicado publicado por el NIAID, el Consejo de Monitoreo de Datos y Seguridad (DSMB, por sus siglas en inglés) -integrado por un panel de expertos independiente que asesora al Gobierno del presidente Joe Biden- manifestó su preocupación por la actualidad de la información que brindó AstraZeneca sobre el ensayo clínico de su vacuna. «El DSMB expresó su preocupación de que AstraZeneca pudiera haber incluido información desactualizada de ese ensayo, que puede haber proporcionado una visión incompleta de los datos de eficacia», dice el comunicado del NIAID.

 

«Instamos a la empresa (AstraZeneca) a trabajar con el DSMB para revisar los datos de eficacia y garantizar que estas cifras de eficacia más precisas y actualizadas se hagan públicas lo antes posible», agrega. El texto del NIAID concluye señalando que la autorización y las pautas de uso de la vacuna en Estados Unidos «serán determinadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, según su sigla en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades después de una revisión exhaustiva de los datos por comités asesores independientes».

 

Estados Unidos todavía no ha aprobado el uso de emergencia de la vacuna de AstraZeneca, aunque el año pasado negoció para comprar 300 millones de dosis de ese preparado.

 

Este lunes, AstraZeneca publicó los resultados de un ensayo clínico que contó con más de 32 mil voluntarios en Estados Unidos, Perú y Chile y que demostró que la vacuna tiene una eficacia del 79 por ciento para prevenir el Covid-19 sintomático y evitar las formas graves de la enfermedad. Además, el laboratorio confirmó que la vacuna no aumenta el riesgo de coágulos en la sangre.

 

Países europeos habían suspendido momentáneamente la vacunación con el fármaco de AstraZeneca después de detectar casos de trombos en personas que habían sido inoculadas. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) afirmó que la vacuna es «segura y eficaz» y se retomaron las campañas de vacunación.

 

Fuente: Página 12