El presidente de AHGAI destacó que el sector hotelero de Puerto Iguazú fue “muy golpeado con un 92 por ciento de caída”

La difícil situación por la que atraviesan los hoteles de Iguazú destacó en diálogo telefónico con Misione Online, el presidente de la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Puerto Iguazú (AHGAI) Santiago Lucenti, quien sostuvo que es un sector “muy golpeado con un 92 por ciento de caída” desde el comienzo de la pandemia y no ven perspectivas de reactivación por el momento sin la ayuda de los Aportes para el Trabajo y la Producción (ATP) que entregaba el Gobierno Nacional.

 

Destacó el empresario hotelero que en este momento en Puerto Iguazú hay muchos hoteles cerrados que no pudieron subsistir sin el aporte que significó el ATP para poder aguantar tantos meses sin trabajar con un nivel considerable de gastos fijos y sin claridad sobre lo que viene.

 

Sobre alguna expectativa a futuro, si bien se mostró escéptico de acuerdo a la situación actual de la pandemia en el mundo, dijo que esperan algún tipo de recuperación a partir del mes de julio con algún movimiento interno, destacando la condición diferente de la actividad donde precisó que “en un hotel la inversión es la propiedad”, no como en otros rubros que uno se desprende de la mercadería y se reconvierte.

 

Mencionó Lucenti que en su caso particular, con tres establecimientos, tiene deudas acumuladas de servicios de más de tres meses, como 426 mil pesos de teléfono fijo, las facturas de luz con un promedio mensual de 250 mil pesos, más los seguros con los que debe contar un hotel, servicio de televisión por cable, que si uno lo da de baja, después para reconectar debe pagar la conexión de nuevo, a lo que hay que agregar honorarios de contadores y abogados, “que en este momento son más que necesarios”.

 

Sobre la ayuda estatal mencionó el presidente de AHGAI que en este momento lo único que ofrece el Gobierno es el REPRO que es un plan ya existente para empresas en situación de quiebra, “es el paso previo a la quiebra, con un subsidio de 9 mil pesos por empleado, cuando el promedio de sueldo de nuestros trabajadores está entre los 25 y 28 mil pesos”.

 

“No entendemos eso de querer tapar la realidad”, sostuvo Lucenti respecto al Gobierno nacional y su postura de reactivación del sector que se encuentra en una situación crítica desde marzo del año pasado cuando comenzó la cuarentena estricta.