España presenta un plan de vacunación y hace obligatorio el uso de barbijo

España ratificó la medida de que el uso de barbijo sea obligatorio tras la aprobación del Tribunal Supremo luego de desestimar un recurso presentado por un ciudadano contra el Ministerio de Sanidad, donde alegaba que los tapabocas perjudicaban el derecho a la identidad física y moral.

 

Según el fallo, el uso de barbijo obligatorio es legítimo y necesario “para alcanzar el fin de interés general de protección de la salud, al constituir una medida que puede contener la progresión de la pandemia”. Al contrario del argumento del denunciante, la Justicia española consideró que “resulta evidente que debe prevalecer el interés general sobre el individual, esto es el derecho a la vida de la mayoría de los ciudadanos sobre la pretensión individual aquí ejercitada de contraer el virus para adquirir inmunidad”.

 

La obligatoriedad del uso de barbijo se extenderá durante el 2021 “independientemente de la llegada de las vacunas”, según indicaron desde el Ministerio de Sanidad de España. El uso de barbijos es obligatorio en España desde mayo pasado “en personas de seis años en adelante en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, dos metros”.

 

El Plan de vacunación de España

El Gobierno de España presentó este martes su plan de vacunación contra el coronavirus, que contempla comenzar con los ancianos y las personas que los cuidan y que las vacunas sean gratis y de aplicación voluntaria.

 

Según este plan, las vacunas se empezarán a distribuir en enero, dependiendo de su autorización, y a medida que vayan aumentando las existencias, se irá inmunizando a más grupos vulnerables, como el personal sanitario y las personas dependientes.

 

«En la primera etapa nos vamos a centrar en las personas más vulnerables, este sería un grupo de alrededor de 2,5 millones de personas», indicó en rueda de prensa el ministro de Salud, Salvador Illa. «Será una vacuna gratuita que se administrará a través del sistema nacional de salud» y su aplicación «será voluntaria», agregó.

 

Pese a que el Gobierno no dio una cifra oficial de muertes por coronavirus en residencias de mayores y de discapacitados, un borrador de un grupo de trabajo sobre estos centros divulgado por el diario El País, entre marzo y junio murieron más de 20.000 personas en esos sitios, una cifra que incluye casos probados de coronavirus y fallecidos con síntomas compatibles.

 

El plan de vacunación pretende inmunizar a «una parte muy sustancial de la población» durante el primer semestre de 2021, según dijo la semana pasada el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez. España contará con dosis suficientes durante 2021 para vacunar a toda su población de 47 millones de personas, detalló hoy el ministro Illa.

 

Oficialmente, España registró casi 1,6 millones de casos y más de 43.000 muertes, pero esta última cifra incluye solo decesos con Covid-19 confirmado.

 

 

Fuente: Minuto Uno

close