¿Dónde estuvo la falla que derivó en el arribo de un pasajero con certificado de coronavirus positivo a Misiones?

Más allá de la responsabilidad que pueda caberle al joven pasajero que intentó burlar los controles sanitarios de la provincia e ingresar pese a que tenía un certificado de coronavirus positivo, el hecho de que haya llegado hasta Misiones sin exhibir tan sensible documento hace pensar en que hubo una impericia por parte del personal aeroportuario de Ezeiza.

 

El protocolo de la provincia de Misiones respecto al transporte de pasajeros de larga distancia o a través de vuelos de cabotaje es claro: “Toda persona previo a abordar un transporte, para ingresar a la provincia de Misiones, deberá presentar por ante el operador del transporte (empresa de transporte) el certificado del COVID negativo, el que al momento de ingreso a la provincia no tiene que tener una antelación mayor a 48 horas”.

 

Teniendo el protocolo en cuenta, todo sugiere a que hubo una impericia en el aeropuerto de Ezeiza, a la hora de que el pasajero subió al avión de Aerolíneas Argentinas sin exponer su certificado de coronavirus el cual acredita que reúne las condiciones para ingresar a Misiones.

En ese sentido se dirigieron las declaraciones del diputado Nacional Alfredo Schiavoni, quien fue uno de los pasajeros que compartió vuelo con el infectado. El político aseguró en Radio Libertad que “Cuando llegás al aeropuerto de Ezeiza, no te piden ninguna documentación”.

Además, Schiavoni dijo que “cuando uno se encuentra dentro del avión, allí hay que permanecer con barbijo durante todo el vuelo y además se respeta el distanciamiento social. Después cuando aterrizan, en el aeropuerto ‘se olvidan’ de controlar la certificación”.

Con respecto al aeropuerto de Posadas, el diputado aclaró que a la llegada sí toman la temperatura y luego anotan en una planilla los datos del pasajero para llevar un registro de quienes ingresan a la ciudad.

Por otra parte, también es cierto, que antes de la flexibilización que permitió la vuelta del transporte de larga distancia a todo el país, ya sea por tierra o aire; los misioneros que retornaban a Misiones desde otras provincias, podía realizarse el test de coronavirus en el ingreso y a expensas de su propio bolsillo.

No obstante, dicho modus operandi no tiene razón de ser si ese pasajero que planea realizarse el test recién al ingresar a la provincia, debe previamente compartir cientos de kilómetros junto a medio centenar de personas. Esto hace pensar que lo más lógico y sensato es que el certificado de coronavirus negativo sea exhibido antes de abordar el transporte.

Por el momento, Aerolíneas Argentinas se ha expedido a través de un comunicado en el cual adelantó que denunciará penalmente y vetará de la aerolínea por cinco años a “todo pasajero que se presente para volar con un certificado COVID-19 positivo o con documentación adulterada para evadir los controles”.

En ese sentido correrá el destino del joven de 20 años que arribó la noche del lunes a Misiones con el certificado de coronavirus, ya que fue denunciado penalmente y deberá comparecer ante la ley y además no podrá volar con Aerolíneas Argentinas durante cinco años.