Conexión Mayor, un cuaderno con contenidos educativos y culturales que apuntan a acercar a las personas mayores en la pandemia

Un cuaderno dirigido a personas mayores de 60 años que se encuentran en aislamiento o distanciamiento social por la pandemia de la COVID 19 fue creado por la Universidad de Tres de Febrero y el Ministerio de Educación de la Nación. Forma parte de Seguimos Educando, Programa que busca facilitar y promover el acceso a contenidos educativos y bienes culturales a través de las distintas plataformas de comunicación, hasta tanto se retome el normal funcionamiento de las clases presenciales.

 

El cuaderno Conexión Mayor, que integra el programa Seguimos Educando y apunta a acercar contenidos educativos y culturales a las personas mayores durante el aislamiento social se presentó a través del canal de YouTube del Ministerio de Educación de la Nación, con la participación de su ministro Nicolás Trotta, el rector de la UNTREF Aníbal Jozami, la diputada Gabriela Cerruti, el médico infectólogo Pedro Cahn y la especialista en Derechos Humanos, Nelly Minyersky. 

 

 

La publicación fue elaborada por un equipo de la Especialización en Intervención y Gestión Gerontológica de la Universidad conducido por Mónica Navarro y Marianela Carchak, y las especialistas del ministerio Marta Kisilevsky y María Emilia Villalba, bajo la dirección general de Pablo Gentili y la coordinación editorial de Graciela Morgade.

El ministro de Educación señaló respecto al material elaborado que “el mensaje que encierra Conexión Mayor es cuidarnos entre todos como sociedad y especialmente a aquellos que están más afectados por la COVID-19. Este cuaderno es un espacio de reflexión necesaria, de acompañamiento, y aporta a la visibilización del impacto de la pandemia en las personas mayores en la Argentina”, dijo Trotta.

 

“Alcanzar la condición de persona mayor supone atravesar un umbral definido socialmente (la edad, por ejemplo) que cada una y uno de nosotras y nosotros vivencia de un modo diferente, con horizontes y situaciones variadas. El desafío es recrear la vitalidad: la conexión con la vida, las ilusiones, los sueños de un mundo mejor para nosotras, nosotros y para las siguientes generaciones; y sostener la vivacidad: la intensidad con la que atravesamos e invertimos este tiempo que nos toca vivir”- (Conexión Mayor)

 

El ministro remarcó que la publicación se inscribe en una serie de medidas que viene adoptando el gobierno para acompañar a esta población. “Es un momento donde nuestro gobierno, dentro de la enorme complejidad que transita nuestro país, vuelve a poner en la agenda la priorización de una respuesta efectiva para las personas mayores a partir del despliegue de distintas políticas públicas en  distintas áreas, como puede ser en particular el PAMI, esa obra social que tiene que seguir consolidando su presencia, ampliando derechos y garantizándolos”, estimó.

 

También apuntó que el cuaderno sirve para romper estereotipos vinculados a los roles que se asigna a los diferentes momentos de la vida. “Si bien la edad tiene un componente temporal, se empieza a vincular a la mirada que cada uno tiene, sin importar en qué década o siglo nació. Ya no importa la edad que se tenga, lo que importa es cómo cada uno se para ante la vida, los desafíos y las utopías, y cómo se compromete con la transformación de la sociedad”, aseguró.

Además, destacó la colaboración de la UNTREF con la gestión del ministerio. “Cuando tuvimos que tomar la decisión de suspender las clases presenciales, teníamos que rápidamente dar una respuesta en la producción de contenidos. Desde la televisión y la radio la Universidad de Tres de Febrero se hizo presente y nos ayudó a transitar esos meses con un proyecto educativo que creo que en los próximos años vamos a valorar todos, y ojalá que sea un caso de estudio de cómo el sector público argentino, los maestros y las universidades, se comprometieron para llegar a todos los niños y niñas de nuestro país. Muchas gracias por esto y por acompañarnos en la producción de este cuaderno”,  expresó Trotta.

 

El rector Aníbal Jozami hizo un repaso de las actividades que la Universidad viene dedicando a la temática desde su Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil y su área de posgrados.

 

¿Sabías que…? La Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores garantiza y reafirma los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas adultas mayores. Las personas, a medida que envejecen, deben seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autónoma; con salud, seguridad, integración y participación activa en todas las esferas de la vida económica, social, cultural y política. Las personas mayores tienen derecho a vivir una sexualidad libre de prejuicios y estereotipos. (Conexión Mayor)

 

“Desarrollamos una serie de tareas que tenían que ver con los adultos mayores, desde la preparación y formación de cuidadores, en un programa que hicimos con el PAMI, el grupo Ancestras, que acerca la universidad a las personas mayores, hasta la Especialización en Gestión Gerontológica. Siempre pensamos en la posibilidad de que no había límites de edad para el desarrollo del conocimiento y de la educación, así que hemos trabajado mucho en este ámbito”, manifestó.

 

Jozami mencionó una charla con el Papa Francisco donde el sumo pontífice la había sugerido que las actividades intergeneracionales eran centrales en los programas de las universidades.

 

“El Papa planteó que una de las formas en la que debía actuar la universidad era creando ámbitos donde los mayores pudieran transmitir sus experiencias a los más jóvenes. Ese es un proyecto que tenemos para seguir adelante. Ha sido un honor para nuestra Universidad participar de esta iniciativa, felicito a todos los que lo hicieron posible”, afirmó.

 

La diputada Gabriela Cerruti elogió los contenidos del cuaderno y argumentó que “me parece fabuloso que podamos empezar a hablar de las vejeces y del antiviejismo”.

 

En ese sentido, la legisladora dijo que hay muchas mujeres que ven que se llega a esa edad y que a partir de ahí hay un lugar de mucha invizibilización. “Si saliste del mercado, de la producción y del trabajo, no existís, y  más o menos tenés que cumplir determinados roles, como el de ser abuela”, explicó.

 

Cerruti remarcó que la pandemia “nos sacó de eje” pero que también trajo una oportunidad para replantearse muchas cuestiones. “Nos permitió aprender a repensarnos, no sólo desde el lugar de cuidarnos entre todos y formar comunidad, sino pensar en qué tipo de vejeces queremos vivir y qué territorio queremos habitar cuando lleguemos a ese lugar. Hoy uno de los grandes problemas del coronavirus sucede en los geriátricos, porque son lugares de hacinamiento. Como tantos otros lugares de la sociedad donde de alguna manera se resuelven problemas encerrando y hacinando una cantidad de gente para la cual la sociedad no tiene todavía una respuesta, ni los Estados ni los gobiernos”, graficó.

 

Las personas mayores son también el reservorio de la historia de las luchas por la democracia, de las transformaciones en busca de un país más igualitario. ¿Cuántas historias tenemos para transmitir a las nuevas generaciones y que podemos relatar en primera persona? Valorizar los saberes de las y los mayores también nos fortalece y une como sociedad. (Conexión Mayor)

 

 

Por su parte, el médico infectólogo Pedro Cahn, que asesora al Gobierno Nacional e integra el grupo de mayores de 60 años, refirió que “en el marco de una crisis sin precedentes, iniciativas como esta son una ola de oxígeno refrescante”.

 

Cahn indicó que las personas mayores son víctimas particulares en el contexto de la pandemia. “La media de edad de las personas que fallecen por coronavirus es de 72 años. Todo lo que podamos hacer para incluirlos, levantarles el entusiasmo, para hacerles sentir lo que realmente son, que son parte de la reserva intelectual de la sociedad, es más importante que nunca”, afirmó el profesional de la salud.

 

Sobre Conexión Mayor, remarcó que atiende a una cantidad de necesidades que no son solo ayudar a pasar el tiempo a los adultos mayores. “También les ayuda a reconocer sus propios derechos, y tiene una perspectiva de género que es sustancial en este momento, para una generación que no se crio con eso y que al mismo tiempo está acostumbrándose al mundo digital”, ejemplificó.

 

Cahn insistió en que hay que combatir la idea de que a determinada edad uno se convierte en un producto descartable, y reveló su preocupación acerca de algunos argumentos que circulan sobre la tercera edad, como pensar que los mayores son una sobrecarga para los sistemas de pensión. Con relación a eso, dijo que el Gobierno Nacional no hace distinción por edades y que ha privilegiado el derecho a la vida. “Creo que esta iniciativa del Ministerio de Educación es un pequeño gran aporte a formar parte de la solución, por lo que los felicito”, ponderó el médico.

 

¿Sabías que…? La mayoría de las personas mayores son mujeres. Se trata de un fenómeno global. A este hecho se lo llama feminización de la vejez. Hoy es posible encontrar cuatro generaciones de mujeres en muchas familias. (Conexión Mayor)

 

Nelly Minyersky, histórica militante de los Derechos Humanos de 91 años, también aportó sus comentarios. “Somos una sociedad en la cual se nos privó de la alegría y del deseo, hay una culpa judeocristiana. El tema del aborto no es únicamente un tema de aborto, es un tema de que se nos privó del placer. Dentro de esta privación que era para todas las generaciones, se profundizó enormemente con la vejez, con qué nos pasa a las personas mayores”, dijo.

 

La reconocida abogada habló de su acercamiento a los grupos más jóvenes, con los que suele compartir actividades educativas vinculadas a los derechos sexuales. “He encontrado mayor receptividad en los diálogos con las adolescentes que en personas de otras generaciones más cercanas a la mía, a las que todavía les cuesta aceptar que personas de 80 años sigan teniendo actividades, que pensemos y tengamos ideas políticas”, aseveró.

 

Contra los prejuicios, Minyersky resaltó que “me parece natural y lógico que me guste hacer gimnasia, reírme y estudiar”, y también ensalzó la propuesta del cuaderno.

 

“Leyéndolo me emocioné, me divertí, ya hice el trabajo práctico, vi si podía componer una copla, vi si podía llenar un refrán y no les cuento que casi lloro con esa hermosísima carta de Atahualpa Yupanqui que no conocía. Este cuadernillo tiene muchísimas facetas, desde la perspectiva de género hasta Internet. Es un instrumento muy valioso porque es muy accesible e incita al juego”, definió.

 

Fuente: Universidad Nacional de Tres de Febrero. Conexión Mayor se puede descargar desde acá.

 

 

Si vivís o viviste alguna situación que vulnera tus derechos como persona mayor podés comunicarte con la Defensoría del Pueblo de la Nación al 0810-333-3762. Si necesitas asistencia o acompañamiento, también podés comunicarte con PAMI al 0800-222-7264.