Recomiendan “no utilizar calificaciones en este año escolar” para evitar desigualdades entre quienes tuvieron distinto ritmo de aprendizaje

El Consejo Nacional de Calidad de la Educación recomendó al Ministerio de Educación «no utilizar calificaciones en este año escolar, en una serie de sugerencias relacionadas con la evaluación y promoción de las alumnas y alumnos durante el ciclo lectivo 2020-2021.

 

El organismo creado recientemente por el Gobierno Nacional, emitió este martes las primeras recomendaciones dirigidas al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

 

Estas primeras consideraciones fueron formuladas en el contexto de pandemia que exige múltiples adecuaciones en el sistema educativo y en ese sentido, la primera recomendación es la de «trabajar en base a ciclos y con el concepto de promoción integral del período 2020-2021, el cual permitiría reconocer los avances en los aprendizajes de todos los estudiantes, y a la vez no condenar a la repetición, a la estigmatización o a la deserción a aquellas y aquellos que han tenido dificultades de distinto tipo para seguir el ritmo de las clases».

 

                          El Consejo Nacional de Calidad de la Educación define promociones y acreditaciones.

 

Establecen asimismo que «para el 2021, se deberán realizar adecuaciones para favorecer los aprendizajes, con mayor atención y apoyo en los sectores más desfavorecidos en las condiciones actuales».

 

En el informe que se dio a conocer en la tarde de este martes, el Consejo sostiene que «las profundas desigualdades sociales que se incrementaron durante la pandemia, deberán abordarse desde las políticas y las prácticas educativas que promuevan aprendizajes de calidad en todos los contextos y situaciones» y para lograrlo propone «la expansión de las posibilidades de conectividad, equipamiento y provisión de contenidos y propuestas educativas de calidad en los contextos más vulnerables es una cuestión central en estos momentos para lograr ampliar el alcance del derecho a la educación y no extender las desigualdades educativas».

 

Con respecto a las evaluaciones de las y los estudiantes, «se recomienda no utilizar calificaciones en este año escolar dado que eso implicaría equilibrar situaciones totalmente desiguales en las condiciones de aprendizaje que están atravesando las alumnas y los alumnos. La comunicación del enfoque de una evaluación formativa debe ser clara a fin de evitar posibles confusiones en la comunidad educativa».

 

Por último, «se acuerda con el alcance de estas decisiones a todo el conjunto de las jurisdicciones del país, respetando la autonomía de cada una de ellas pero convocando a generar acuerdos nacionales que refuercen una concepción integral del sistema educativo».

 

El Consejo Nacional de Educación es un órgano integrado por treinta y cinco miembros permanentes: dos representantes del Ministerio de Educación, cinco Ministras/os de Educación provinciales en representación del Consejo Federal de Educación -uno por cada región- ; cuatro legisladores/as nacionales miembros de las comisiones de educación de ambas cámaras; cinco de las organizaciones del trabajo y la producción; cinco representantes de las organizaciones gremiales docentes con personería nacional y catorce consejeros/as por la comunidad académica y científica.

 

A través de la resolución 549/2020, se reglamentó por primera vez la composición y funcionamiento del Consejo Nacional de Calidad de la Educación, creado en 2006 por la Ley de Educación Nacional, como órgano de asesoramiento especializado sobre la evaluación y mejora de la calidad de la educación y la equidad en la asignación de recursos.

 

Fue creado con «la finalidad de constituir un ámbito de diálogo plural tanto desde el punto de vista político como sectorial, se propone centralmente aportar al diseño de políticas de Estado orientadas al mejoramiento de la calidad y la igualdad educativa en la Argentina, a través de diagnósticos e iniciativas». 

 

De esta manera comienza a trazarse el camino de definiciones tan esperadas por padres y alumnos, en cuanto a la finalización, acreditación y promoción de los estudiantes que durante el año en curso no lograron la vinculación pedagógica más adecuada, debido al contexto de pandemia que obligó al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en todo el país.

 

En la provincia de Misiones, los ciclos de la enseñanza obligatoria del nivel primario ya aplicaba la forma de calificación o promoción por ciclos y no por años, de manera que la modalidad no resulta desconocida.