Apicofom: «Programas provinciales, puente cerrado y Aislamiento Obligatorio contribuyen con el buen momento del mercado de la madera en la región»

La reactivación del mercado de la madera en la región se debió al mercado interno y eso fue “una sorpresa para todos”, lo afirmó Guillermo Fachinello, presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes (APICOFOM) y vocero en la Mesa Forestal Nacional por el rubro Construcción con Madera.

Guillermo Fachinello – Radio República

 

             Guillermo Fachinello, presidente de APICOFOM.

 

Los buenos momentos para el rubro también fue adjudicado a una conjunción de factores, explicado ampliamente por el industrial: “Hay una reactivación importante; uno de los temas es el trabajo de promoción que se hizo desde la Gobierno de la Provincia  de Misiones con el tema de la construcción, el Ahora 12, el Ahora Bienes Durables que permiten la accesibilidad para la gente, en cuotas con muy bajo interés o interés cero e incluso con la devolución de algún dinero. También el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) del Estado Nacional, dinero en el bolsillo de la gente que está en su casa, es lo que motorizó bastante la producción. También, hay que tener en cuenta que fuimos la primera industria que salimos a trabajar, durante la pandemia, entonces nos posicionamos”.

 


«El ahora 12 y el Ahora Bienes Durables permiten la accesibilidad, con cuotas con muy bajo interés y devolución de algún dinero»


 

 

La demanda interna de productos de la industria maderil se relaciona con la construcción más básica, según Fachinello: techos, aberturas y machimbres. “Ahora con un actor bastante importante que es el tablero alistonado, que tiene una gran demanda, las fábricas de muebles más económicos usan mucho este producto; la gente en su casa también compra los tableros a medida y hace sus propios muebles. Eso es lo que en el mercado interno traccionó mucho y el machimbre”, acotó.

 

 

      Tablón alistonado, en madera, lo más demandado.

 

Este movimiento fue “sorpresivo” para el sector -afirmó Fachinello-: “Nosotros veníamos con pocas expectativas con el mercado interno, estábamos más expectantes con exportar, aunque estamos muy lejos de los puertos, en ese sentido somos muy poco competitivos con la logística que tenemos. Tenemos un equipamiento bastante moderno acá en Misiones y esto nos permitió paliar esta situación, con tecnología, exportando un poco y con el mercado interno que fue para nosotros una gran sorpresa, para todos”.

 

   Machimbre, otro producto muy requerido.

 

Particularidades del comprador interno

Conocedor como pocos de cómo se mueve el mercado y de las crisis sucesivas que debieron sortear, el dirigente de APICOFOM explicó que durante esta pandemia, la reactivación fue más o menos así: “Muchos compradores de pocos montos, pero muy continuos, a pocos meses, no hay pedidos a más de 60 días, que para nosotros es una preocupación siempre, porque una industria con gran cantidad de personal hay que programar a varios meses. Es lo que tenemos, estamos acostumbrados acá los industriales a los vaivenes de la Economía; así que estamos buscando los mercados, por más chicos que sean, estamos tratando de promocionar lo que hacemos”.

 

Insistió con el valor de la formación de nuevos cuadros y apuntó a los jóvenes, principalmente en “capacitar a nuestros jóvenes, enseñar oficios; desde APICOFOM estamos dando algunos cursos, desde la Federación Argentina Industria de la Madera y Afines (FAIMA) también; algo en el Alto Paraná. Tenemos algunos proyectos con escuelas técnicas para que sea un oficio rentable y enseñarles nuevas tecnologías para darles una salida laboral”.

 

En el mismo sentido dijo que están trabajando con el Instituto Misionero de Estudios Superiores (IMES)para hacer una diplomatura superior en construcción con madera, es algo dirigido a los profesionales, pero pueden cursar mandos medios o carpinteros que no tendrán un título de la diplomatura, pero sí un intermedio, un certificado. Además, en APICOFOM constantemente hay cursos todas las semanas, sobre varios temas vinculados a la madera”.

 

Más ventajas con el “puente cerrado”

Como lo vienen sosteniendo desde diferentes rubros del comercio en Misiones, Fachinello también atribuyó el buen momento que vive la industria de la madera al cierre temporal del puente internacional “San Roque de Santa Cruz” que une Posadas con Encarnación (Paraguay). “Es un tema que está jugando muy a favor de nuestros profesionales y nuestros técnicos el cierre del puente. Es una realidad que tenemos nosotros, viene mucha gente del Paraguay como mano de obra, además de materiales como línea de lustre, aberturas, pinturas; eso, al estar cerrado el puente, el dinero queda acá y la mano de obra queda para nuestra gente”.

 

Fábrica de maderas

Respecto de la fábrica de casas de madera que está en el Parque Industrial Posadas, comentó que se está trabajando bien y a un ritmo que va en aumento. “Logramos no pararla; veníamos muy complicados y con el apoyo del Iprodha (por el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional) estamos trabajando; además estamos gestionando con Nación para la actualización de los precios que estamos muy atrasados y pidiendo la incorporación de más madera en las licitaciones del Procrear”.

 

Añadió Fachinello: “En los convenios que hacemos con el Iprodha es 50 por ciento Nación y 50 por ciento la Provincia de Misiones. Tenemos un gran inconveniente, que el primer 50 por ciento lo aporta la Provincia y estamos a la mitad de la obra y no está llegando lo de Nación. Es lo que estamos reclamando, hicimos notas a diferentes ministerios y estamos esperando alguna respuesta; siempre con la expectativa de los que sea el Procrear que para nuestro rubro es muy importante”.

 

En este sentido, afirmó que siguen varias líneas de trabajo, porque “no es lo mismo una vivienda tradicional de mampostería que la de madera que la levantamos en dos o tres días. Si tenemos la misma certificación de seis meses o un año, quedan las viviendas paradas, hasta que se cumplan los procesos”.

 

Mercado Externo

Fachinello también le dedicó un tramo de la entrevista brindada a Radio República al mercado externo. En ese sentido manifestó que se está “exportando bastante a China, ahora con productos de mayor valor agregado, no en el volumen de China, pero con mayor valor agregado que Centroamérica, con actores bastante importantes; y Estados Unidos, después de esta pandemia, comenzó a ser demandante de madera. Así que estamos creo que bien encaminados… siempre esperando la activación del Puerto de Posadas y ahora intentando mandar nuestro producto en el tren”.

Leé más sobre coronavirus haciendo click aquí. 

 

Exportación de rollos

En medio de un panorama que se presenta auspicioso para el sector, Fachinello señaló que un aspecto no del todo positivo es la exportación de rollos que llevan adelante en Corrientes o Entre Ríos y se convierte en una preocupación para los industriales. “Tenemos algunas preocupaciones de nuestros socios de la zona de Corrientes y algunos de Entre Ríos que es la exportación de rollos, como materia prima después de haber esperado tantos años, de haber dado a las grandes empresas una estabilidad fiscal y algunos beneficios y ahora no elaborarla acá es algo que va en contra de la industria nacional, sostuvo.

 

Y brindó más detalles: “Hay empresas de Corrientes y Entre Ríos que están exportando rollos por el puerto de Ibicuy, es cierto, no había demanda, la gente plantó y necesita mover su madera. Tenemos que hacer un gran esfuerzo para elaborar nuestra madera y no cortar rollo aquí. Llevan el rollo de mayor calidad, nos dejan los de menor calidad, los despuntes, sin ningún valor agregado, excepto la logística y algún proceso de faena de los rollos”.

 

Según su apreciación, la madera debería ser trabajada en territorio argentino. “Cuando uno tumba el árbol y terminás poniendo esa madera en un techo –ejemplificó-, el valor sube 70 por ciento. Entonces, estás exportando rollos sin valor agregado, no queda nada en nuestra cadena productiva. Yo creo que no es rentable, creo que están haciendo caja en grandes volúmenes y la preocupación es que sigan plantando y no que sumen y no planten más. Tenemos mucho rollo, pero se están llevando los mejores a los puertos y a las rutas”, cerró.