Coronavirus: policías y turistas se enfrentaron en una playa de Bélgica por el incumplimiento de las medidas de seguridad

Un grupo de jóvenes se rebeló ante las autoridades que les pedían que se retiren del lugar por no seguir las recomendaciones contra el coronavirus. El gobierno decidió prohibir este domingo a los visitantes que solo van por un día.

Varias personas fueron detenidas este sábado durante disturbios en una playa del balneario de Blankenberge, en la costa de Bélgica, provocados por una orden de evacuación por incumplimiento de las medidas contra el coronavirus.

Según testimonios recogidos, los incidentes fueron iniciados por un grupo de jóvenes a los que se pidió que respetaran las medidas de seguridad impuestas contra la propagación de la Covid-19.

Un grupo de personas se rebeló contra la policía tras haberles ordenado abandonar la playa. Se produjo una violenta pelea con varias decenas de personas y la policía local tuvo que pedir refuerzos, ya que estaban siendo atacados con sombrillas.

Esto no puede durar más. Estamos haciendo todo lo posible para mantener la seguridad de nuestro balneario, y ahora esto…”, se quejó la alcaldesa de la localidad, Daphné Dumery.

Algunas localidades de la costa belga, como Knokke y Blankerberge, han prohibido este domingo el acceso a los visitantes “de un día”, después de distintos incidentes en la costa esta semana, y en medio de una ola de calor que eleva la cantidad de interesados en descansar en la playa.

Por su parte, las autoridades de Knokke-Heist indicaron que habrá controles de policía a los viajeros y que cualquiera que se desplace a la localidad necesitará una “justificación de viaje”, que puede ser desde una prueba de tener una vivienda en la localidad o haber reservado un hotel. El acceso al municipio será limitado a los residentes, los propietarios de una segunda residencia, los turistas que vayan a pernoctar allí y a los empleados de empresas u organzizaciones con sede en Knokke-Heist.

Fuente Infobae con datos de Efe