«Toda mi niñez y adolescencia fui maltratado por mi papá», aseguró el joven de Santo Pipó que viralizó un video de su padre golpeando brutalmente a un perro

Maltrato animal en Santo Pipó

«Grabé el video porque quería que vieran qué tipo de persona en mi padre», dijo Gamaiel Gay. Como resultado, el pasado viernes 31, efectivos de la Policía de Misiones detuvieron a su padre acusado de maltrato animal . Pese a que estuvo preso solamente durante el fin de semana -abonó una multa de $1.900- pero ahora también es investigado por violencia familiar.


La denuncia se dio luego de que el propio hijo del acusado lo filmara en el momento en que golpea ferozmente a una de sus mascotas, hecho por el que el violento se excusó alegando que solo corregía al animal por mala conducta. Gamaliel Gay (22) manifestó que registró la situación “porque ya sabía lo que iba a pasar, era para tener pruebas”.

 

En comunicación con Canal 12, el joven señaló que actualmente se encuentra viviendo junto a su madre, Zulma Elizabeth S. (41), quien está separada del acusado. Explicó que el viernes por la tarde, cuando visitó a su papá, él “se enojó mucho con los perros porque habían tumbado el alimento, entonces sabía que les iba a pegar”.

 

A sabiendas de que la reacción sería violenta, Gamaliel decidió registrar la situación “para tener pruebas”. En ese sentido, aseguró que el sujeto siempre se comportó de esa manera pero no únicamente con los animales, sino que también maltrataba a los miembros de la familia: “Era una persona muy violenta con todos”.

 

Maltrato animal en Santo Pipó

Gamaliel Gay.

 

Siempre nos pegaba y maltrataba. Toda mi niñez y adolescencia fui maltratado por él. No pensé que el video se iba a viralizar tanto, pero quería que se haga justicia para que vean la clase de hombre que es mi papá. A mi mamá no le pegaba pero sí le hacía daño psicológico, hasta que un día dijo ‘basta’ y se separaron”, relató.

 

El muchacho afirmó que va a avanzar en las cuestiones judiciales por maltrato animal. “Me comuniqué con una abogada y me pidió que salga de testigo del caso para ver qué podemos hacer. Estoy dispuesto hasta las últimas consecuencias”, mencionó. 

 

Maltrato animal en Santo Pipó

Captura del video mediante el cual se realizó la denuncia hacia Sebastián Gay.

 

Respecto a las críticas que recibió por no haber reaccionado durante el video donde su papá golpeaba a la mascota, expresó “la gente no conoce el trasfondo, no podía meterme porque sabía que era violento e iba a reaccionar mal. También hubo gente que me apoyó y me mandó sus buenos deseos”.

 

Sobre el animal, ahora desaparecido, trascendió que había muerto, hecho que Gamaliel no descarta que haya sido producto de las golpizas. “En los comentarios -del video- salieron a decir que murió atropellado, pero no. Siempre fue maltratado. A veces mi papá estaba bien y los mimaba, pero otras veces les daba patadas sin causa alguna”, apuntó. 

 

Caso de maltrato animal en Santo Pipó

 

 

El propio hijo del acusado realizó en primer lugar una denuncia pública el viernes a la tarde, a través de la viralización de un video en donde se observa la paliza que sufrió el animal, como una forma de “corregir la conducta” del can habituado a correr detrás de las motos, según justificó el violento ante su pareja, Zulma Elizabeth S. (41 años). El joven hace referencia que también recibía golpes de chico de su progenitor. El joven será citado a declarar en las próximas horas en la causa como testigo de los maltratos de su padre.

 

Se trata de Sebastián G. el hombre que fue denunciado por Belén Rocío Ramos, perteneciente a un grupo de protección animal en Santo Pipó, tomando como referencia el video que fue difundido por el hijo del golpeador.

 

El acusado tiene dos causas judiciales en marcha; una penal y otra, contravencional por “maltrato animal”. Sebastián G. fue detenido el pasado viernes a la noche y este mediodía recuperó la libertad tras declarar ante el Juzgado de Paz de Santo Pipó interviniente.

 

La pareja tiene a su cargo seis perros, que fueron examinados por un veterinario local, quien constató el buen estado de salud de los animales.  El perro que sufrió la golpiza y que está desaparecido se llama “Krash” y el hijo del acusado asegura que murió a consecuencia de los golpes.  Zulma Elizabeth S. intentó justificar la violencia que sufría “Krash”, porque su esposo “le estaba corrigiendo porque frecuentaba corretear motos en el barrio”.


AV-JS