Ricardo Welbach adelantó el contenido de proyectos de leyes en tratamiento sobre incentivos para el sector turístico

Un sistema de incentivo para turistas, exención impositiva y fiscal para el sector empresarial, además de una ayuda a todos los sectores que desarrollan actividades menores ligados a la actividad turística, tales como fotógrafos, taxistas, etc, forman parte del paquete de medidas que están en tratamiento en la comisión de Presupuesto tanto de la Cámara de Diputados como la de Senadores de la Nación, según lo afirmó el diputado Ricardo Welbach.

Ricardo Welbach – Radio República

 

“La idea primigenia es la preventa de paquetes turísticos, con un bono que le permite a todo aquel que compra un paquete turístico, el Estado Nacional le bonifica el 50 por ciento, de tal manera que pueda gastarlo en otro lugar o en otro momento del año que viene”, precisó el legislador sobre el primero de los puntos sobre los cuales se discute y se define en estos momentos en Diputados, pero que ya adelantó no será tratado en plenario esta semana “porque se están realizando ajustes para mejorar todos los aspectos”, dijo.

 

 

 

 

 

 

 

Añadió además: “Después de varias conversaciones vamos a modificar ese dictamen, vamos a agregar algunas cosas más, fundamentalmente lo pedido por el sector turísticos que es que se extienda el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) hasta fin de año, porque está fijado por ahora, hasta octubre”.

 

Según Walbach, “eso también es un pedido de todos los operadores turísticos para que la actividad se mantenga en esta etapa de mucha dificultad y llegue a enero o febrero con plenitud, que es lo que esperamos, si la pandemia para esa etapa disminuye”.

 

Además de los beneficios impositivos y fiscales que se proponen o que forman parte del paquete de medidas que se analizan tanto en Diputados como en Senadores, el misionero afirmó en comunicación con Radio República que también se busca “proteger a aquellos que no son tan grandes como los hoteles, los operadores o las agencias; sino por ejemplo fotógrafos, taxistas y todo lo demás que esté muy relacionado con el turismo”.

 

Derrame del beneficio

Para graficar la forma en que estas medidas podrían beneficiar a distintos sectores, en diferentes momentos y a todo el país, Walbach explicó que “al primero que le va a servir será al hotelero: si el turista compra un paquete X para un hotel de Puerto Iguazú, que le cuesta 100 mil pesos; la motivación es que al turista le van a dar más 50 mil pesos para gastarlo en otro momento, también en Puerto Iguazú o en el resto del país. Eso genera una motivación a viajar porque va a tener una recompensa que después lo va a poder usar en otra actividad ligada al turismo”.

 

Y continuó con la ejemplificación: “La agencia de Turismo es la que va a vender el paquete, va a poder vender además otro 50% de paquete, que por ahí va a beneficiar a otro destino, por ejemplo”. Consultado sobre cómo se efectivizaría ese incentivo extra para el turista, precisó que será a través de una tarjeta de crédito que otorgará el Banco de la Nación Argentina, especialmente para este tema.

 

Eximición de impuestos

Respecto de este ítem, el legislador añadió que los beneficios están destinados a pequeñas empresas que hoy tienen una dificultad hoy en cumplir con el pago de sus propios impuestos, tanto nacionales como provinciales. “El ATP aporta una parte, pero hoy hay muchas empresas que tienen problemas para pagar los aportes patronales, por ejemplo. Lo ideal sería diferir el pago, no exigirle el pago al empresario hoy, como condición para que reciba el ATP, como ocurría al comienzo”.

 

Finalmente aclaró que esta ley podría tratarse la semana que viene junto a otro paquete de leyes, con cuestiones impositivas que están orientadas hacia otros sectores; recordó que los ATP están vigentes para el sector turístico y también que “hay un dinero que la Nación repartió entre las provincias para cuestiones menores que tienen que ver con la infraestructura turística, no con los empresarios, relacionados con los cuidados de los lugares turísticos”.

 

Retornando al punto de las expectativas y pedidos del sector empresario en este rubro, afirmó que “ellos reclaman créditos, pero se encuentran con el problema que los bancos tampoco quieren prestar a un sector que no vislumbra futuro hoy… y se hace muy difícil. Además, el mismo empresario no quiere arriesgar lo que tiene, yendo al banco a iniciar un proceso de crédito si no sabe si dentro de unos meses va a poder pagar, porque no está generando ingresos. Lo que piden es crédito y que principalmente el Banco Nación pueda abrir una línea con bajo interés y con tiempo de gracia, como para comenzar a pagar dentro de un año”.

 

Proyecto para localidades turísticas

Paralelamente a todo lo descripto, Welbach se refirió a otro proyecto sobre el que están trabajando en el Senado, orientado también hacia el turismo. De autoría de un senador de la provincia de Río Negro, incluye algo que consideró “interesante”, que la identificación de “las localidades turísticas, son algunas 20 localidades que tienen como características que viven casi exclusivamente del turismo y tiene empresas que producen o pymes relacionadas directamente con esta actividad; por ejemplo las fábricas de chocolate de Bariloche, las que no tienen tanto que ver con la industria alimenticia, sino con el turismo”.

 

Dichas localidades, entre las que podría contarse a Puerto Iguazú, serían “identificadas para focalizar las tareas y fortalecer las pymes, a emprendedores y también para nuevos emprendimientos”, precisó.