El contrabando en la Triple Frontera también se reinventa por la pandemia de coronavirus

La embarcación, de 1,40 metros de eslora, fue interceptada por una patrulla fluvial de la Armada Paraguaya cuando estaba por cruzar el río Paraná desde la zona de San Miguel de Paraguay a Foz de Yguazú (Brasil).

 

Desconocidos que se encontraban ocultos en el puerto clandestino realizaron varios disparos de armas de fuego hacia los militares. Afortunadamente los intervinientes no resultaron heridos y lograron repeler a tiros a los contrabandistas.

 

 

La mini embarcación y los celulares fueron trasladados hasta la Base Naval de Este para los trámites de rigor con el Ministerio Público. Desde el cierre del Puente de la Amistad en el marco de las medidas restrictivas por el COVID-19, los contrabandistas utilizan todos los medios disponibles para filtrar los controles fluviales.

 

En ese sentido, el mes pasado la Armada del Brasil también incautó una lancha similar cargada con aparatos celulares que llegó a la costa brasileña desde Ciudad del Este. También, se viralizaron filmaciones de contrabandistas que utilizan drones para el trasladado de mercaderías al país vecino.

 

DL