Default blando, cuarentena focalizada y Misiones libre de contagios

Se cumplió el viernes el último plazo que tenía Argentina para cubrir un vencimiento por poco más de 500 millones de dólares y volvió a entrar oficialmente en default. Sin embargo este cambio en la calificación crediticia del país no traerá aparejadas consecuencias inmediatas mientras las negociaciones sigan abiertas. Incluso antes de que se cumpliera la fecha límite, desde el ministerio de Economía informaron que el plazo de negociación se había extendido hasta el 2 de junio con anuencia de los principales grupos acreedores y dejaron trascender rumores de acercamiento entre las partes.

 

Que los precios de los bonos nacionales no hayan caído significativamente tras el nuevo default indica que el mercado vio con buenos ojos el rumbo que ha tomado la negociación y tiene expectativas de que en un plazo relativamente corto se produzca un acuerdo que aquiete las aguas.

 

Tanto bonistas como representantes del Gobierno tienen en claro que dejar a la Argentina en situación de cesación de pagos sería malo para ambos: para el país porque sumaría inestabilidad y quedaría expuesto a las temidas clausulas de aceleración y para los acreedores porque verían desplomarse la cotización de sus bonos. Lo que está en juego en la negociación es cuánto está dispuesto a ceder cada uno para evitar ese destino que sería malo para todos.

 

Los analistas consideran que hoy la diferencia entre lo que Argentina y la mayoría de los bonistas estarían dispuestos a firmar es de unos 8 centavos por dólar de valor neto presente de los bonos. Parece poco pero multiplicado por el total de la deuda que se procura reestructurar –más de 66 mil millones de dólares- es bastante dinero. De allí que sería aventurado hablar de un acuerdo inminente, pero sí es cierto que esa diferencia que ahora ronda los 8 centavos era de 20 al inicio de las negociaciones, lo que da proporción de los avances que hubo.

 

El principal cambio a partir del viernes es que ahora la negociación transcurre caminos más estrechos, no solo los plazos son más cortos sino que la necesidad de lograr avances se hace más imperiosa. No hay lugar para una nueva propuesta argentina que no logre conseguir porcentajes de aceptación significativamente más altos que la primera.

 

En ese contexto de negociación y por contradictorio que parezca, la pandemia juega a favor de Argentina porque reduce las expectativas de los acreedores. Economistas reconocidos internacionalmente como Jeffrey Sachs, advierten a los fondos de inversión que si no dan el brazo a torcer en la negociación, podrían empujar la primera ficha que desate un efecto dominó de cesaciones de pago de deudas soberanas sustancialmente superiores a la que intenta reestructurar Argentina.

 

El riesgo más alto que enfrentaría el país de no llegar a un acuerdo radica en las clausulas de aceleración que incluyen muchos bonos y que permitiría a sus titulares a reclamar el cobro inmediato. Si ello ocurriera, el incumplimiento que pesa sobre Argentina, que hoy es de 503 millones de dólares se extendería a toda la deuda que incluya esa cláusula.

 

A los bonistas tampoco les convendría que uno de sus deudores entrara en cesación de pagos porque el valor presente de sus tenencias se desplomaría. Algo que tampoco es bueno para el país porque esos bonos devaluados serían carne para los fondos buitres, siempre dispuestos a comprar barato y recurrir a la vía judicial para ir por todo.

 

Brasil, muerte y crisis política

 

El coronavirus resultó un desafío demasiado grande para capacidad de liderazgo del presidente Jair Bolsonaro. Brasil se convirtió en el segundo país del mundo con mayor cantidad de contagios y el quinto en número de muertos, cifra que avanza a razón de mil por día. Gracias a la reticencia del Gobierno de ese país a imponer medidas de distanciamiento social, tiene la tasa de contagio más alta para Covid-19 en el mundo: cada enfermo lo transmite a otras tres personas, según un estudio del Imperial College de Londres.

 

Nada de lo antedicho resultó suficiente para que Bolsonaro modifique su postura negacionista frente a una enfermedad que todos los días deja constancia de su letalidad y su virulencia. Disconformes con el enfoque del presidente, renunciaron dos ministros de Salud en menos de un mes y la cartera terminó en manos de un militar.

 

El presidente también parece haber perdido el apoyo de algunos de los grupos económicos que sustentaron su candidatura. Como el Grupo Globo uno de los más grandes conglomerados de comunicación del mundo, que en la última edición de su publicación gráfica más emblemática, la revista Veja, publicó un informe lapidario.  “A este ritmo, el coronavirus se convertirá en una tragedia que será recordada por varias generaciones. Evidentemente, el problema afecta a todos los países del mundo. Pero aquí el descuido de las personas y las autoridades ha contribuido a aumentar el desastre”, concluye el artículo.

 

Bolsonaro también perdió el respaldo de muchos gobernadores e intendentes que no comparten la política oficial de dejar morir a la gente en defensa de una economía que igualmente se está desmoronando.

 

Los votantes también le estarían dando la espalda a Bolsonaro, o al menos eso es lo que indican los números de las principales encuestadoras que señalan niveles de rechazo superiores al 50% a la gestión presidencial y niveles de apoyo inferiores al 25%.

 

Ante semejante panorama y en un país acostumbrado a destituciones presidenciales en algunos casos por motivos bastante menores a los que se pueden achacar al presidente en funciones, la idea de un impeachment al militar retirado no parece descabellada y son cada vez más los dirigentes que la consideran oportuna.

 

En contra de estos reclamos se alzan movilizaciones de enfervorizados militantes bolsonaristas que no dudan en clamar por un autogolpe de Estado que clausure el Congreso, limite a la justicia. Pero lo más preocupante del caso es que el propio Bolsonaro participa en muchos de esos encuentros y recibe con entusiasmo las efusivas proclamas a favor de una salida antidemocrática. En uno de esos encuentros advirtió: “las Fuerzas Armadas están de nuestro lado”, lo que propició que su propio ministro de Defensa, Fernando Azevedo, lo contradijera a través de un inusual comunicado a través del cual aclaró que las Fuerzas Armadas brasileñas estaban comprometidas a respetar la Constitución.

 

Cuarentena con abordaje focalizado

 

La aplicación de una política sanitaria mucho más acorde al riesgo que implica la pandemia permitió a Argentina tener mucho más control sobre la propagación del virus. El mapa de muestra situaciones muy diferentes entre provincias que no registran nuevos contagios hace más de una semana y núcleos urbanos como la Cuidad de Buenos Aires que registró 400 nuevos casos solamente el sábado.

 

El 87,5% de los casos confirmados en las últimas dos semanas corresponden al AMBA, conformado por Ciudad de Buenos Aires y 40 municipios de la provincia de Buenos Aires que circundan a la ciudad. En oposición, el 84% de los departamentos donde vive el 42% de la población del país no ha tenido casos en los últimos 14 días.

 

En 19 provincias el viernes no hubo ningún nuevo caso y 10 de ellas no registran nuevos contagios hace más de una semana. En Misiones no hay que lamentar nuevos positivos de coronavirus desde hace 20 días, 24 de los 25 contagiados ya están recuperados y el restante falleció.

 

Claramente hoy el coronavirus está centrado en Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, lo que llevó al presidente Alberto Fernández a encarar la quinta etapa de la cuarentena, anunciada hoy sábado, con un abordaje focalizado que endurecerá las medidas de confinamiento solamente en esos territorios.

 

“Sabemos dónde está el virus ahora la idea que tenemos es abordar el problema allí donde está. Tenemos una concentración del conflicto muy clara en los barrios populares que viven en situaciones difíciles, mucha gente en muy poco espacio”, dijo.

 

Anticipó que en esos lugares se aumentará la cantidad de testeos. “Los casos van a subir porque ahora hemos detectado dónde está el virus. Y no sabemos dentro del espacio geográfico a cuántos ha infectado. Los resultados positivos serán muchos más porque vamos testear mucho más donde sabemos que está el virus”, indicó.

 

Misiones oficialmente libre de coronavirus

 

La rápida reacción del Gobierno provincial y los esfuerzos que hizo la población para acatar la cuarentena permitieron que Misiones volviera a ser un territorio sin casos “activos” de coronavirus a menos de un mes de haberse declarado la circulación comunitaria. En los últimos días de abril la cantidad de contagios había saltado de 6 a 25 en una progresión que encendió todas las alertas.

 

La decisión política del Gobernador Oscar Herrera Ahuad y el denodado trabajo del personal que conforma el sistema sanitario provincial permitieron identificar, asilar y testear con la rapidez suficiente a todos los que habían tenido contacto con alguno de los contagiados durante ese período crítico de fines de abril.

 

Gracias a ello Misiones derrumbó su curva de contagios, inició un período sin nuevos casos que ya lleva 20 días y logró algo que no pudo hacer ninguna otra provincia, en menos de un mes pasó de declarar la circulación comunitaria a no tener ningún paciente de coronavirus.

 

Con el virus bajo control, el Gobierno de Misiones se permitió flexibilizar el confinamiento. Progresivamente se fueron incorporando nuevas actividades económicas entre las exceptuadas de cumplir con la cuarentena, todas ellas bajo estrictos protocolos que reducen la posibilidad de contagio, y después se habilitó la posibilidad de hacer salidas recreativas.

 

Nueva tecnología para la educación

 

Pero hay un sector que todavía ve muy lejos la flexibilización de la cuarentena: la educación. Ocurre que mientras en comercios, industrias e incluso transporte pueden idearse protocolos de distanciamiento social que permiten recuperar al menos parcialmente la actividad, en las escuelas es bastante más difícil evitar las aglomeraciones.

 

Ante esta limitante, el Gobierno de Misiones se propuso mejorar las herramientas para mejorar los sistemas de educación virtual, que todo indica seguirán siendo la norma durante mucho tiempo.

 

Siguiendo esa lógica, el ministerio de Educación impulsó una alianza integral entre la Plataforma Guacurarí y Ticmas, creada por Vi-da Tec, para ofrecer más contenido y nuevas herramientas de aprendizaje para docentes y alumnos que permite acceder a los contenidos de Ticmas desde la Plataforma Guacurarí.

 

Ticmas es una de las empresas de innovación más importantes de Argentina, que ofrece miles de contenidos educativos multimedia organizados por asignaturas, niveles y temas.

 

En definitiva, la Plataforma Guacurarí y Ticmas se unieron para que los estudiantes misioneros sigan aprendiendo de forma activa, siendo protagonistas del aprendizaje y ofrecen una nueva gama de herramientas dinámicas e interactivas para enriquecer las clases de los docentes. Vale la pena, en este punto, recordar que Misiones fue la primera provincia del país que decidió suspender las clases ante la situación epidemiológica, pero con el claro objetivo de no perder un solo día a través de la implementación de las nuevas tecnologías en la educación, gracias a una fuerte inversión realizada desde hace años y que ahora permite encontrar a la provincia preparada para este nuevo tiempo.

 

La política también deberá adaptarse a la nueva realidad y la Provincia también allí suma tecnología para favorecer ese proceso. La Legislatura vivió el jueves un hecho histórico. Además de la sanción de cinco leyes, entre ellas la que estipula un plazo de dos años para prohibir el uso de bolsas de plástico o de cualquier material no biodegradable, se desarrollaron en esa ocasión dos sesiones virtuales: la tercera sesión ordinaria de los diputados provinciales misioneros y la participación de los senadores misioneros Humberto Schiavoni (PRO) y Magdalena Solari (FR) en la sesión del Congreso de la Nación desde el Salón de las Dos Constituciones, usando la tecnología del Parlamento Misionero.

 

Los senadores sesionaron a partir de las 14, y durante 5 horas, mientras que los diputados desarrollaron su sesión semanal desde las 18. Ambos encuentros requieren de la disposición de espacios físicos, equipamiento específico, ancho de banda suficiente y asistencia de personal especializado.

 

“Por primera vez en la vida de nuestro país aprobamos diferentes proyectos de ley para el beneficio de todos los argentinos y argentinas, de forma 100 por ciento en línea”, explicó Solari después de la sesión.

 

La senadora agradeció “al personal de la Cámara de Representantes de Misiones por la predisposición y organización” en el trabajo coordinado para que esta participación fuera posible.

 

Tecnología misionera permitió llevar adelante dos sesiones online al mismo tiempo como parte de un proceso encabezado por la Legislatura que promueve la informatización del 100% de la provincia, la digitalización, la robótica y el desarrollo de un Polo Design que pretende posicionar a la provincia como un atractivo para la industria del software de todo el mundo.

The post Default blando, cuarentena focalizada y Misiones libre de contagios appeared first on MisionesOnline.