Coronavirus: agrimensores iniciaron sus actividades y afirman estar preparados para cumplir con las demandas sanitarias

Tras 38 días de suspender sus funciones, los profesionales de Agrimensura retomaron sus actividades con un  protocolo que elaboraron de la mano de Salud Pública y que aborda desde las medidas básicas de protección como el uso de barbijo , alcohol en gel, hasta acciones específicas según la ubicación del lote o inmueble a abordar.

 

Juan Ibarra. Misiones Online

 

La actividad que está altamente relacionada a las obras privadas y  al sector inmobiliario, se reanudó tras más de un mes de haber sido suspendida. Desde el Colegio de Agrimensura de Misiones,  el titular Juan Ibarra afirmó que la iniciativa aprobada por la Provincia permitirá que, entre otros, los agrimensores independientes puedan enfrentar sus costos fijos.

 

«Desde un principio dada las inquietudes de los colegas para salir a trabajar y por la necesidad de estos profesionales es que solicitamos al Gobierno de Misiones, la flexibilización con respecto a nuestra profesión y este servicio acompañado al protocolo que sea aprobado por el Ministerio de salud Público y la Provincia».

 

Para reiniciar con sus labores presentaron un protocolo con el que se rigen para realizar sus labores. En ese sentido, el protocolo aborda desde el traslado del personal agrimensor, la distancia social y otros requisitos fundamentales.

 

Ibarra  precisó que desde ayer que se emitió el permiso en Misiones ya se están comunicando entre ellos mismos para reforzar las acciones de prevención.  «Al estar parado totalmente el profesional que trabaja por su cuenta estaba limitado en sus ingresos y esta reactivación de nuestras labores es un alivio para la profesión. Haremos todo lo posible para cuidar las normas y las formas para que podamos trabajar con toda esta tranquilidad».

 

Añadió que el agrimensor no tiene alta exposición a la enfermedad porque a lo sumo tiene un ayudante o dos, dado que los instrumentales que se utilizan son de punta como distanciómetros,  “el único momento en que se encuentran un poco cerca es al inicio de la tarea porque después ya es remoto y el trabajo es en la calle, en la zona urbana o rural”, afirmó.

 

Ibarra informó que hay 70 profesionales colegiados, es decir que 70 familias dependían de este sector y de estos, el 50% trabajan de forma particular  por lo que en este parate económico no percibían ingresos para sostener sus hogares. “Ese era el problema que teníamos con estos colegas que estaban totalmente desprotegidos”, afirmó.

 

Destacó la conexión de esta actividad con las obras privadas y las inmobiliarias y su importancia para la economía local. «El trabajo de la agrimensura en la construcción es importante, porque está en el inicio de la obra con el acta que debe delimitar entre otras cosas, la ubicación del inmueble y los límite y la función de estos profesionales llega hasta el final con el plano de mensura».

 

Añadió que también se evidencia  en otras tareas particulares en las cuales los propietarios y los clientes solicitan el fraccionamiento de los terrenos de una propiedad.

 

Algunas recomendaciones a tener en cuenta:

 

En áreas Urbanas y suburbanas  

 

Entre el Profesional y su ayudante es perfectamente factible mantener la distancia mínima recomendada (2 metros o más) entre ambos ya que la misma práctica profesional en condiciones normales, es como se realiza el trabajo, ya sea utilizando equipamiento convencional (cintas métricas, Teodolitos y/o Niveles) o con equipamiento de tecnología electrónica (Estación Total, Distanciómetros o GPS). En este último caso el acercamiento entre profesional y ayudante puede ser casi nula, salvo al momento de comenzar el trabajo y al ponerse de acuerdo en cómo se va a trabajar.

 

La comunicación entre ambos, generalmente se hace por Handy, o a viva vozü si las distancias entre ambos no son tan grandes pero siempre se puede asegurar, sin afectar la calidad del trabajo, que se cumpla el mínimo de 2 metros recomendado o más. Esto se asegura, siempre conforme a la responsabilidad y el cuidado de quienes hacen el trabajo o participan del acto profesional, de mantener siempre la máxima distancia de la del riesgo de contagio.

 


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


 

En el caso que se tenga que tomar contacto con el cliente, si fuera el caso de medir en el interior del inmueble, las recomendaciones serán al cliente las mismas que toma el profesional con su ayudante, de mantener esa distancia de riesgo y además desinfectar las superficies tocadas simultáneamente al momento de hacer el trabajo.

 

Los trabajos que se hagan fuera del inmueble, como ser la toma de distancias para vinculaciones, anchos de calles, etc. son perfectamente manejables de ejecutar cumpliendo ese alejamiento mínimo y cumpliendo el Protocolo.  Las Mensuras en Propiedad Horizontal, generalmente se hacen sin habitantes en las unidades. Solo el contacto con los obreros que estén trabajando, si la actividad está habilitada, que tendrán su propio Protocolo y seguramente será compatible con el de la Actividad del Agrimensor.

 

En áreas suburbanas/rurales o rurales

El protocolo precisa que en caso de mediciones en áreas sub urbanas o rurales, las distancias son mayores y en consecuencia disminuyen los riesgos.  Estos serían los casos de tareas en Lotes de grandes dimensiones, en áreas rurales como chacras o campos o en rutas u obras públicas en zonas descampadas o con poca población. Este sería el caso de Mensuras Rurales, Relevamientos Planialtimetricos, o tareas topográficas en caminos, rutas u otras obras públicas o privadas en lugares descampados o bien en áreas agrícolas o forestales.

 

 

SPM

 


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


The post Coronavirus: agrimensores iniciaron sus actividades y afirman estar preparados para cumplir con las demandas sanitarias appeared first on MisionesOnline.