Para el presidente de la asociación de Celulosa y Papel, los hábitos de trabajo y consumo «han cambiado para siempre» frente al Covid-19