Gobierno argentino incluyó a la cadena foresto-industrial en la ampliación de las actividades y servicios básicos esenciales eximidas en la emergencia sanitaria